Pastor alcanzado por un rayo

Pastor alcanzado por un rayo

Pinceladas21/12/2011

Jacob Becker (1810-1872)

Städelmuseum. Frankfurt am Main (Alemania)

 LAS gentes de la aldea estaban entregadas a sus labores cuando un rayo se ha precipitado sobre el árbol que cobijaba al pastor, transformándolo en un instante en voraz tea encendida.

Leer más
Cortejo Papal en la Basílica de San Pedro

Cortejo Papal en la Basílica de San Pedro

Pinceladas21/12/2011

Acuarela anónima de 1922

EN la inmensa nave central de la Basílica de San Pedro, escoltado por la guardia suiza, avanza con toda solemnidad el cortejo papal. La acuarela solamente nos muestra la parte central: algunos Cardenales, dignatarios eclesiásticos y seglares preceden la silla gestatoria.

Leer más
Misa pontifical

Misa pontifical

Pinceladas21/12/2011

Marceliano Santa María y Sedano, 1890

(Palacio de Riofrío – Museo del Prado)

 UN cardenal se prepara para celebrar la misa pontifical. Príncipe de la Iglesia de Cristo, heredero de la cátedra de Pedro, luciendo su larga capa roja de seda, reza, arrodillado en un reclinatorio, recogido sobre sí mismo, antes de revestirse con los ornamentos que están preparados sobre el altar.

Leer más
El Surco

El Surco

Pinceladas20/12/2011

Edouard Debat-Ponsan, 1897

(Museo de Bellas Artes de Pau, Francia)

NUESTRO animoso labrador observa con satisfacción el primer surco que acaba de trazar bajo las tempranas luces de esta mañana fresca y transparente.

Leer más
Jugadores de petanca

Jugadores de petanca

Pinceladas20/12/2011

Théophile-Louis Deyrolle, 1887

(Museo de Bellas Artes de Quimper, Francia)

La escena se desarrolla en Bretaña, en una aldea de la región de Concarneau, un  domingo. El día de descanso es sagrado. Por la mañana oyen la misa. A la tarde, se reúnen en el prado para jugar a la petanca, y disfrutar de tiempo de relax.

Leer más
Cebollas

Cebollas

Pinceladas20/12/2011

Pierre-Renoir, 1881

Sterling and Francine Clark Art Institute (Williamstown, Massachusetts)

Simplemente unas cebollas. Sin embargo, ¡cuánta fuerza y expresión! Por algo era la obra preferida del coleccionista norteamericano Robert Sterling Clark.

Leer más

Páginas