Embajada de Gabriel a la Virgen

El pan de los pobresSermones de San Antonio 14/12/2011

Fue enviado el ángel Gabriel, que quiere decir Dios es mi socorro. Del cual se dice en Isaías: Decid a los apocados de corazón: ¡Valor, no temáis! Mirad que el propio Dios vendrá y os salvará.

Leer más

La Pobreza

El pan de los pobresSermones de San Antonio 14/12/2011

La pobreza, la humildad, la penitencia y la obediencia

José es el que crece. Cuando el hombre miserable tiene abundancia de placeres, se ensancha en las riquezas, entonces decrece, porque ha perdido la libertad.

Leer más

La limosna

El pan de los pobresSermones de San Antonio 14/12/2011

La limosna. No alleguéis tesoros en la tierra. La herrumbre consume el metal y la polilla los vestidos; lo que éstos dejan intacto lo roban los ladrones. De estas tres maneras se condena toda avaricia. Veamos lo que significan en sentido moral la tierra, los tesoros, la herrumbre, la polilla, los ladrones.

Leer más

Piensa en los novísimos y no pecarás

El pan de los pobresSermones de San Antonio 14/12/2011

Y un viento grande y fuerte, etc. Aquí se señalan cuatro cosas: la ira del Juez que vendrá, la sentencia de los condenados, las llamas del infierno y la gloria de los bienaventurados.

Leer más

Epifanía del Señor

El pan de los pobresSermones de San Antonio 14/12/2011

Nacido Jesús en Belén de Judá, etc. En este Evangelio se anotan tres cosas: la aparición de la estrella, la turbación de Herodes, los presentes de los tres magos.

Leer más

La Virgen es el alma fiel

El pan de los pobresSermones de San Antonio 14/12/2011

Fue enviado el Ángel Gabriel, etc. … La Virgen María es el alma fiel: virgen por la integridad de la fe, por lo cual dice el Apóstol: Pues os he desposado con un solo marido para presentaros a Cristo como casta virgen; María, es decir, estrella del mar, por la confesión de la misma fe.

Leer más

El anuncio de la Encarnación del Señor

El pan de los pobresSermones de San Antonio 14/12/2011

La anunciación de la Encarnación del Señor. Y concebirás en tu seno, y a luz un hijo. Dice San Bernardo: Dos milagros, pero primorosamente relacionados entre sí.

Leer más

Páginas