Usted está aquí

Rosario de San Antonio de Padua

ROSARIO DE SAN ANTONIO DE PADUA

Modo de rezarlo

Por la señal de la Santa Cruz, etc.
Señor mío Jesucristo, etc…

Oración preparatoria

Abrid, Señor, mis labios para bendecir vuestro santo nombre y el de vuestra Santísima Madre, la bienaventurada Virgen María, al rezar los Trece Padrenuestros, Avemarías y Gloria en honor de vuestro siervo San Antonio, cuyas virtudes deseo con vuestra gracia imitar en la tierra, para después gozar de vuestra gloria en el cielo. Amén.

 
Señor, abrid mis labios.
Y mi lengua publicará vuestras alabanzas.
Atended, Dios mío, y ayudadme.
Venid prontamente a socorrerme.
Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.
Como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

1.-San Antonio, que resucitas los muertos, ruega por los moribundos y por nuestros difuntos.

Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

2.-San Antonio, apóstol celoso del Evangelio, presérvanos de los errores de los enemigos de Dios y ruega por el Papa, por la Iglesia y por nuestra Patria.

Padrenuestro, etc.

3.-San Antonio, que tanto puedes ante Dios, líbranos de las calamidades que por nuestros pecados nos amenazan.

Padrenuestro, etc. 

4.-San Antonio, que ahuyentas los demonios, líbranos de todos sus lazos.

Padrenuestro, etc.

5.-San Antonio, lirio de celestial pureza, limpia las manchas de nuestra alma y guarda nuestro cuerpo de todo peligro.

Padrenuestro, etc.

6.-San Antonio, médico celeste, cura nuestros enfermos y consérvanos la salud.

Padrenuestro, etc.

7.-San Antonio, guía de caminantes, conduce a puerto seguro a los que están en peligro de perderse y calma las agitadas olas de las pasiones que atormentan nuestras almas.

Padrenuestro, etc.

8.-San Antonio, Redentor de cautivos, líbranos de la esclavitud del mal.

Padrenuestro, etc.

9.-San Antonio, que a mozos y ancianos devuelves el uso de los miembros, haz que usemos santamente de los sentidos del cuerpo y las facultades del alma.

Padrenuestro, etc.

10.-San Antonio, que restituyes las cosas perdidas, haz que recobremos cuanto hubiéremos perdido en el orden espiritual o temporal.

Padrenuestro, etc. 

11.-San Antonio, amado de María, apártanos de los peligros que amenazan a nuestro cuerpo y a nuestra alma.

Padrenuestro, etc.

12.-San Antonio, que socorres a los pobres, ayúdanos en nuestras necesidades y da pan y trabajo a los menesterosos que a ti acuden.

Padrenuestro, etc.

13.-San Antonio, reconocidos proclamamos tu milagroso poder y agradecidos te suplicamos que nos protejas todos los días de nuestra vida y en la hora de la muerte.

Padrenuestro, etc.

Letanias de San Antonio

Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo, ten piedad de nosotros.
Señor, ten piedad de nosotros.
Cristo-Jesús, escúchanos.
Cristo-Jesús, óyenos.
Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros.
Dios Hijo Redentor del mundo, ten piedad de nosotros.
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros.
Santísima Trinidad, que sois un solo Dios verdadero, ten piedad de nosotros.
Santa María, concebida sin pecado original, ruega por nosotros.

Gloria de la Orden Seráfica.
Arca del Testamento.
Santuaria de sabiduria celestia.
Conculcador de las vanidades mundanas.
Vencedor de la concupiscencia.
Prodigio de penitencia.
Espejo de obediencia.
Perla de pobreza.
Lirio de celestial pureza.
Tipo de humildes.
Amante apasionado de la Cruz.

San Antonio, ruega por nosotros

Mártir por el deseo.
Horno de caridad.
Celador de la justicia.
Apóstol del Evangelio.
Luz brillante de pecadores.
Terror de los infieles.
Modelo de perfección.
Consuelo de los afligidos.
Castigador de los crímenes.
Defensor de la inocencia.
Libertador de los cautivos.
Guía de pecadores.
Médico de los enfermos.
Obrador de milagros.
Que restituyes el habla a los mudos.
Que das oído a los sordos.
Que das vista a los ciegos.
Que das agilidad a los tullidos.
Que ahuyentas a los demonios.
Que resucitas los muertos.
Que haces encontrar las cosas perdidas.
Que amenazas el furor de los tiranos.

San Antonio, ruega por nosotros

De las asechanzas del demonio, San Antonio, líbranos.
Del rayo y de la tempestad, San Antonio, líbranos.
Por tu poderosa intercesión, San Antonio, líbranos
En todo el transcurso de la vida, San Antonio, protégenos.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros.
Ruega por nosotros, oh glorioso San Antonio.
Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

Oración

Piadosísimo Dios, que ilustras con esplendores indeficientes a tu siervo San Antonio: concédenos, benigno, que alcancemos eficazmente por su intercesión lo que confiadamente te pedimos por sus méritos. Por Cristo Nuestro Señor. Amén.