Usted está aquí

La línea curva que lo endereza todo

Sonrisa

La sonrisa es una verdadera fuerza vital, la única capaz de mover lo inconmovible, y es uno de los mejores medios de que dispone la naturaleza para hacer felices a los demás. Como decía MOHANDAS KARAMCHAND GANDHI:

“Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho.

Enriquece a quienes la reciben

sin empobrecer a quienes la dan.

No dura más que un instante,

pero su recuerdo a veces es eterno.

Nadie es tan rico que pueda pasarse sin ella,

y nadie es tan pobre que no pueda

enriquecer con sus beneficios.

Una sonrisa es descanso para los fatigados,

luz para los decepcionados,

alegría para los tristes

y el mejor antídoto contras las preocupaciones.

Una sonrisa no puede comprarse,

no puede obtenerse por caridad,

no puede robarse ni puede ser prestada,

porque una sonrisa es algo que a nadie rinde beneficio

a menos que sea brindada espontánea y gratuitamente.

Y si, en el trato con nuestros compañeros

alguien está demasiado cansado para

brindar una sonrisa, regálale una de las

tuyas, pues nadie necesita tanto una sonrisa, como aquel a quien no le queda

ninguna que ofrecer.”

Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás.

Tenemos hasta un Santo de la Sonrisa, San Gabriel de la Dolorosa (nacido en Asís, 1 de marzo de 1838 - muerto en Isola del Gran Sasso en Teramo, 27 de febrero de 1862). Pío XII lo bautizó como "El Santo de la Sonrisa" y fue canonizado por S.S. Benedicto XV en 1920.

Participa en el apostolado de la sonrisa, pon tu sonrisa al Servicio de Dios y San Antonio de Padua, y deja que todos disfrutemos de tu sonrisa.

Desde EL PAN DE LOS POBRES, nos hemos propuesto hacer apostolado de la sonrisa. ¿Nos sigues?.