Usted está aquí

Alimento espiritual

 asistiendo a Misa los domingos ó los sábados, para cumplir con el mandamiento de la Santa Madre Iglesia de santificar los domingos y fiestas de guarda, pero también para demostrar nuestro agradecimiento a Dios y mantenernos en forma espiritual.

Nuestra forma espiritual será mucho más sana, si esta asistencia a Misa la complementamos con la frecuencia de los sacramentos de la Confesión y la Comunión. No perdamos de vista que los principales beneficiados de estar en forma espiritual seremos nosotros mismos y nuestro entorno familiar y social.

Hasta aquí nos hemos fijado en lo que hemos llamado nuestro “régimen” espiritual. Vamos a dar un paso más adelante, en este tiempo litúrgico de Cuaresma, iniciado el pasado 22 de Febrero, Miércoles de Ceniza.

Charlas y ejercicios espirituales

Siempre nos han aconsejado que una adecuada dieta alimenticia vaya acompañada de algún ejercicio físico, que sirva de complemento saludable a aquella.

Si seguimos buscando un símil en la vida espiritual, también es bueno que, una práctica religiosa ordenada, vaya acompañada de una actividad espiritual extraordinaria, que consiste en acudir a charlas espirituales o ejercicios espirituales en retiro, en los que podremos reflexionar, con más reposo y detenernos a pensar en la realidad de nuestras vidas y en cómo acompasarlas al plan de Dios acerca de cada uno de nosotros y de quienes tenemos más cerca en nuestras vidas.

En este tiempo de Cuaresma son muchas y variadas las ofertas que nos ofrecen la Iglesia y muchas asociaciones, busquemos un hueco para acudir, siempre es provechoso para nuestras almas.

EL PAN DE LOS POBRES, en colaboración con el Consejo Particular de Bilbao de la Sociedad de San Vicente de Paúl, ha organizado una tanda de Ejercicios Espirituales, en un lugar tan emblemático y singular como Loyola, donde cambió de vida San Ignacio de Loyola. Reserva las fechas del 26 al 29 de Marzo para acudir a los mismos y orar en la Capilla de la Conversión.