Usted está aquí

Verdades y Mentiras

Escritor

Nuestro Señor Jesucristo dijo “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida” (Juan 14.6)…  y también dijo que el diablo es “mentiroso, y padre de la mentira” (Juan 8.44)

Vivimos en una época en la que gracias a la tecnología tenemos acceso fácil a la información sobre cualquier cosa, pero desgraciadamente también tenemos acceso, inevitable, a información falsa.

Dicen que los políticos no dicen la verdad ni al médico. Seguramente es una exageración, pero no se puede negar que quien pretende alcanzar el poder sufre la tentación de utilizar el arma diabólica de la mentira, para engañar a los votantes haciéndoles creer que les dará todo lo que desean. Después del triunfo electoral cumplirá o no sus promesas y en este caso, puede ser por incapacidad para cumplirlas o porque sus demonios particulares les prometen más poder, si hacen lo contrario de lo que prometieron.

Lo más preocupante es que las mentiras ya no se limitan a afirmar que un malvado no lo es o que va a traer prosperidad quien solo podrá traer miseria. Ahora las mentiras alcanzan niveles apocalípticos, pues se llama bondad a la maldad. Desde poderosos medios se difunden afirmaciones aberrantes, que no hace mucho habrían sido impensables. Entre ellas podemos destacar las siguientes:

  • “El aborto es un derecho” ...
  • “El sexo no es una realidad biológica” ...
  • “España no es una nación” ...
  • “El luteranismo no fue un cisma de la Iglesia” ...

Si se están imponiendo mentiras tan enormes en los temas más importantes, como son la vida, el sexo, la política y la mismísima Religión, da miedo pensar como nuestra tibieza espiritual, nuestro egoísmo, nuestro relativismo, nuestro buenísimo, nuestra torpeza y nuestra cobardía, son las circunstancias o características de nuestro tiempo, que están dejando el campo abierto al Gran Mentiroso.

Nuestra respuesta, como cristianos sólo puede ser dar testimonio de la verdad y denunciar las mentiras, especialmente cuando atenten contra la Fe, la Esperanza, la Caridad, la Vida, la Libertad y la Paz.