Usted está aquí

Semana Santa 2018

Semana Santa

En primavera, todos, desde los niños a los ancianos, nos abrimos a la esperanza y salimos al encuentro de un mundo que parece mejor.En aparente contradicción con la alegría del ambiente primaveral, los cristianos celebramos en Semana Santa la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, en la que recordamos que nos amó hasta el extremo, para que comprendiéramos que al Cielo se llega por la vía del amor, sea cual sea la dureza del camino. Decía que es una aparente contradicción por los dolores de la Pasión, pero al igual que la vida se reproduce en Primavera, también tenemos la maravillosa oportunidad de revivir nuestra vida espiritual, sentir el arrepentimiento por no ser dignos de los sufrimientos de Cristo y alcanzar el Domingo de Resurrección la felicidad de saber que a nosotros, si le seguimos, también nos espera la gloria.

En España tenemos una hermosa tradición de desfiles procesionales en Semana Santa, con gran importancia turística porque a la belleza plástica se suma el impacto emocional en todos los creyentes e incluso en quienes perdieron la Fe y viendo alguna procesión experimentan un principio de conversión, con recuerdos imborrables de cuando creían que eran hijos de Dios y que se hizo hombre para enseñarnos a amar sin límites.

Este año la Semana Santa y nuestra asistencia a las procesiones y a los actos litúrgicos, tienen especial importancia, para dar testimonio ante los que recientemente atacan nuestra Fe y destruyen los símbolos que recuerdan la persecución religiosa de los años treinta. Solo desde la firmeza en la defensa de nuestra libertad y de los actos públicos de manifestación religiosa, podremos frenar los ataques de los que al amor de Cristo contraponen su odio.

Y siendo fieles al mandamiento del amor al prójimo, no olvidemos desear a todos un muy feliz Domingo de Resurrección.