Usted está aquí

Rezo del Santo Rosario

Han pasado cien años, desde que Dios quiso enviar, a este pequeño lugar de Portugal, a Su Madre, para transmitirnos a todos los hombres, a través de tres niños pequeños, tres pastorcillos, un mensaje de enorme trascendencia religiosa y humana:

Sufrir para la conversión de los pecadores, para reparar las blasfemias y las ofensas hechas al Inmaculado Corazón de María.
Rezar mucho, "Rezad el rosario todos los días para alcanzar la paz del mundo y el fin de la guerra"

Nosotros, los católicos, nos tenemos que quedar, sobre todo, para nuestro día a día, con esta segunda idea: Hay que propagar, a diestro y siniestro, la idea de la necesidad de rezar, todos los días, el Santo Rosario; si es posible, en familia.

También es importante, fomentar el rezo del Rosario en las parroquias, máxime en todos aquellos pueblos que no tienen la posibilidad de que se celebre Misa todos los días; puede haber, incluso, muchos lugares en España (¡a dónde hemos llegado, por la falta de vocaciones!) en los que, desgraciadamente no se pueda asistir a Misa todos los domingos. En estos pueblos el que se reúnan los fieles, para rezar el Rosario, es   para mantener el espíritu católico de la comunidad y aprovechar para rezar a Dios por las vocaciones sacerdotales y religiosas. No olvidemos el dicho: “A Dios rogando y con el mazo dando”.

No perdamos de vista que el rezo del Rosario en la iglesia o en familia, nos permite alcanzar Indulgencia Plenaria, rezando, además, un Padrenuestro, por las intenciones del Papa, y confesando y comulgando quince ates o después. La Indulgencia Plenaria puede aplicarse por el alma de un difunto, que se liberaría del Purgatorio, si aún esté en él.

 Mes de Mayo

No debemos olvidarnos de rezar, durante este mes de Mayo, esta práctica tan popular y provechosa en honor de la Virgen María. Sin dificultad podemos encontrarla en internet o en el devocionario de San Antonio de EL PAN DELOS POBRES.