Usted está aquí

Pascua de Resurrección

Escritor

La Resurrección de Jesucristo nos confirma a los católicos en nuestra Fe y nos reconforta, en los momentos difíciles, con la esperanza y la confianza de haber sido redimidos del Pecado Original y poder, por tanto, alcanzar la dicha de gozar eternamente de la presencia de Dios en el Cielo, después de nuestra muerte terrenal.

Todas estas verdades nos han sido especialmente recordadas durante la liturgia de la Cuaresma y, muy en concreto en los días de Jueves, Viernes y Sábado santos.

Todos, en mayor o menor medida, hemos aprovechado estas semanas pasadas, para hacer examen de conciencia sobre nuestro comportamiento con Dios, nuestros prójimos, etc. No desaprobemos las gracias recibidas de Dios y trabajemos para poner en práctica los buenos propósitos, que hemos hecho. Nada es imposible con la ayuda de Dios, la Virgen María y la intercesión de San Antonio de Padua.

No olvidemos que la Iglesia nos indica que debemos confesar y comulgar “al menos una vez al año, por Pascua florida”.

Una nueva estación

Con la llegada de la primavera, entramos en una nueva estación, propicia para disfrutar del buen tiempo y salir de excusión con la familia y amigos. Se acerca también el Mes de Mayo, en que el recuerdo de la Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, hace que le dediquemos un recuerdo especial a Ella.

Son muchas las familias que organizan romerías para visitar algún santuario mariano; si pudiéramos, no dejemos de unirnos a ellas o organizar una visita con nuestra familia; España está llena de santuarios dedicados a la Virgen, que ha sido siempre muy solícita a la hora de proteger a nuestra nación y a nuestras familias.

San Antonio se distinguió por su amor a la Virgen María; fomentemos esta devoción, uniéndonos a nuestro SANTO.