Usted está aquí

No olvidar los mensajes de la Virgen María en Fátima

Escritor

Orad, orad mucho y haced sacrificios por los pecadores.”

¿Ha atendido la humanidad, hombres y mujeres, la petición de Dios? A cada uno de nosotros, corresponde meditar sobre cuál es nuestra postura y actitud, ahora y hoy, cien años después.

Debemos ser conscientes de lo que pasa en el mundo y en España; no cerremos los ojos a la realidad, ya que ella, como comprobamos cada día, afecta a personas concretas, más o menos cercanas a cada uno de nosotros.

La destrucción social, que afecta gravemente a las familias y a las personas, repercutiendo gravemente en el día a día de nuestras vidas, como consecuencia de la destrucción de las familias, el aborto, etc., nos tiene que comprometer, atendiendo la petición de la Virgen María, en la lucha por la regeneración social, que redundará en nuestro beneficio personal y en nuestro entorno familiar y social.

¿Qué podemos hacer? Rezar mucho y comprometernos en el rezo diario del Rosario se han escrito sobre estas apariciones y la vida de los tres niños, de los que Jacinta y Francisco han sido canonizados el 13 de Mayo, por el Papa Francisco; el proceso de beatificación de Sor Lucía se encuentra en Roma.

Nuestra confianza tiene que estar puesta en Dios y en la intercesión de la Virgen María, que prometió, que: ¡Al final, Mi Inmaculado Corazón triunfará!