Usted está aquí

Mayo, todo el mes con la Virgen María

Escritor

En esta situación, todos los católicos sabemos que el Mes de Mayo es el Mes de María, y procuramos en consecuencia obsequiarla especialmente, teniéndola muy presente en nuestras vidas y en nuestras oraciones.

La práctica religiosa especialmente dedicada a la Virgen María, en su mes, es el rezo de eso: el Mes de Mayo. Una práctica que se extiende por todo el mundo y que alcanza a todas las edades: Se reza en los colegios, en las parroquias, en casa, en todas partes, con una ilusión especial: obsequiar a nuestra Madre, la Virgen María.

Romerías y peregrinaciones

Es también muy frecuente que, asociaciones religiosas o familias amigas, aproveche un día del mes de Mayo, para acercarse, con sus socios y familiares, al algún santuario mariano, dedicado a una de las cientos, por no decir miles, de advocaciones marianas, que existen en el mundo.

También se aprovecha el mes de Mayo, para organizar peregrinaciones a alguno de los santuarios marianos reconocidos mundialmente.

El PAN DE LOS POBRES, de la mano de Viajes Arzabe, ver en estas páginas el anuncio correspondiente, ha organizado, del 23 al 28 de Mayo,  una peregrinación a Lisboa, Fátima y Coímbra, brindando la oportunidad de conocer los lugares donde nació y vivió, las primeras etapas de su vida nuestro SANTO, y visitar a la Virgen de Fátima, cien años después de sus apariciones, en el lugar donde ella quiso revelar, a los tres pastorcitos las preocupaciones y tristezas que embargaban el Corazón de su Hijo y, por tanto el de Ella.

¡NO OLVIDEMOS EL REZO DIARIO DEL ROSARIO, EN FAMILIA!