Usted está aquí

Los jóvenes de Europa dan la espalda a la Religión

Escritor

En uno de los gráficos de ese estudio se aprecia una gravísima crisis de Fe mientras destaca positivamente la religiosidad de los jóvenes de Israel, seguidos por los de Polonia.

En el caso de Israel hay que considerar que sus jóvenes se mantienen muy mayoritariamente fieles a la religión judía, que es la de sus padres. Sin duda al ser un pueblo que ha sido perseguido y martirizado por mantener su identidad espiritual ha producido el fruto correspondiente al testimonio de los mártires.

Esto mismo pasó en España al final de la persecución religiosa de los años treinta, pero luego hemos sido arrastrados por la ola atea que está asolando Europa desde el final de la Segunda Guerra Mundial, en parte por el testimonio anticristiano de la barbarie bélica en la que se mataron tantos millones de personas y que provocó en la siguiente generación un rechazo radical a la que quizás consideraron falsa religiosidad de sus padres.

Otra causa de la crisis de Fe en Europa, es sin duda la manipulación política del tema social, de la pobreza en el mundo, que en vez de llamar al amor al prójimo para ayudar a los necesitados, se ha hecho propaganda de la pretendida necesidad de reducir la población mundial. Para ello, atacan a la familia y fomentan el sexo sin amor, sin hijos, sin responsabilidad y sin Dios.

Así prostituyen algo bueno de esta vida como es el sexo y matan lo mejor de los jóvenes, que es su capacidad de dar amor.

Me gustaría poder comparar ese gráfico con otros que midieran de alguna forma la felicidad de los jóvenes en esos países. Quizás se podría demostrar que hay una correspondencia directa de religiosidad / amor y felicidad.